A la Madre

Parte II

Cuan grande es la dicha que siente la Madre que lleva a su hijo en sus brazos, que lo alimenta con sus pechos, que le brinda su Amor.

Ella, en ese momento, esta haciendo el papel que hace la gran Madre Natura con sus hijos.

Es una verdadera sacerdotisa que merece todo respeto y gran veneración.

La Mujer es capaz de poner un hijo sobre el tapete de la existencia, de decirle ¡Sea!, y es.
La Mujer es capaz de formar a un Napoleón dentro de su vientre, o a un Jesús de Nazaret, o a un Hermes Trismegisto, para luego decirle ¡Existe! y existe, y este pasa a existir a la luz del sol.

Bendita sea la Mujer y los seres que la aman.

Samael Aun Weor.