Interesante relato

En el año de 1958, después de regresar de una función de cine, me encontré con la novedad de que en la casa estaba toda la familia preocupadisima por la desaparición de una tía que había salido desde temprano a la calle, dejando a sus niños solos en la casa (cuatro, de 3 a 6 años), los cuales estaban llorando de miedo y hambre.

Los familiares habían ido a varias partes a buscarla y todo había sido inútil, entonces se organizaron para irla a buscar y preguntar por ella; a mí me tocó quedarme en la casa.

Cerca de las tres de la mañana, desperté sobresaltado y vi la pieza totalmente oscura, pero de pronto se empezó a iluminar una figura ovalada en el centro de la habitación, se dirigió a la cama, llegó hasta el borde y levantó la tela del mosquitero. Sentí como se sentó un cuerpo a la orilla de la cama y tomó totalmente la figura de mi tía a quién andaban buscando, diciéndome en voz alta lo siguiente:

Hijito no te asustes soy tu tía y te vengo a avisar que ya estoy muerta, y quiero que les avises donde puedan encontrar mi cadáver. Localiza a tu tío y dile que me busquen en la delegación X, te pido mucho que cuiden y recen por mis hijos.

Se levantó, bajó la tela del mosquitero y desapareció.
Al siguiente día hice lo que me dijo. Nadie me creía hasta que se convencieron de que, efectivamente, en esa delegación estaba su cadáver deforme porque murió en un baño de vapor.

¿Cómo fue posible que después de muerta una persona de datos para la localización de su cadáver y pida por sus hijos?.

R.- Después de la muerte del cuerpo físico, el alma vive en las dimensiones superiores de la naturaleza y del cosmos.
Es claro que esa alma necesitaba informarte sobre su muerte, era necesario ese informe, tenía hijos y tenía que cumplir con su deber. En este caso no hay duda de que esa alma fue ayudada por las leyes superiores y se le permitió entrar en este mundo de tres dimensiones en el cual vivimos, para darte una información completa, para decirte dónde estaba su cadáver, hecho que fue debidamente comprobado, pues el cuerpo fue hallado exactamente en el lugar dónde ella dijo que estaba, en una delegación de policía.
Hechos son hechos y tenemos que rendirnos ante ellos.

Samael Aun Weor

Una Linda chica

Materialización Psíquica

Distinguidos señores y señoras, en el mundo suceden muchos acontecimientos insólitos, extraños metafísicos.

Alguien me contó algo sobre un caso muy interesante: cuentan que en una fiesta, cierta dama supo distinguirse por su inmensa alegría, pues obviamente destacaba entre todos los invitado, por su carácter jovial y por su belleza física.

Muchos jóvenes danzaron con ella hasta las tres de la mañana, hora ésta en que la dama manifestó tener mucho frío; uno de sus admiradores le prestó una chamarra o chaqueta, para que se abrigara. Luego, como un cumplido caballero, se ofreció para acompañarla hasta su casa. La dama no declinó tal atención caballeresca y salió, pues, de la sala de festín.

En Veloz automovil, la dama acompañada por el joven que le ofreciera su compañía y por alguno otros varones amigos de este último, llegó hasta la puerta de la casa.
El personal de compañía se despidió de la susodicha dama al tiempo que ésta penetró en su morada.

Al día siguiente, el caballero dueño de la prenda de vestir prestada a la dama, junto con sus amigos, tocó a la puerta de aquella mansión con el evidente propósito de recuperar la prenda.

Una anciana abrió la puerta a tiempo a tiempo que preguntara: «¿Qué desean ustedes, señores?» «venimos», dijo uno de los jóvenes, «Por una chamarra que le presté anoche a la señorita fulana de tal». ¡Oh! dijo la ancianita, «si ustedes quieren esa prenda de vestir deben ir a buscarla en el panteón; la hallarán sobre la tumba de mi nieta; ella fue la dama que con ustedes anoche bailó; hace muchos años murió».

Los jóvenes alarmados se dirigieron ciertamente al panteón, buscaron el sepulcro de la dama y lo hallaron, y sobre este último encontraron la chamarra.

Vean ustedes, mis amigos, un caso extraordinario de materialización.

Samael Aun Weor

La Muerte

¿Que es la Muerte?
R.- Es la cesación de todas las funciones orgánicas, la defunción.

¿Porqué existe el temor a la Muerte?
R.- El temor a la muerte se debe a la ignorancia, uno siempre teme lo que desconoce, cuando la conciencia despierta, la ignorancia desaparece y entonces el temor a lo desconocido deja de existir.

¿Qué pasa con el Alma, a donde va?
R.- El Alma de los difuntos continúa en las dimensiones superiores de la naturaleza.
Esto significa que los desencarnados pueden ver el sol, la luna, las estrellas, los ríos, los valles, las montañas, lo mismo que nosotros, pero en forma más espléndida.

¿Qué hay después de la Muerte?
R.- La Muerte es profundamente significativa.
Descubriendo lo que está en sí misma conoceremos el secreto de la vida.
Aquello que continúa mas allá del sepulcro sólo puede ser conocido por gentes de conciencia despierta.

Samael Aun Weor


Samael Aun Weor

ALTAR DE MUERTOS

Tradiciones y simbolismos

Aquí en México tenemos nosotros el día de los difuntos, el 2 de noviembre de cada año.
En tal día las gentes visitan el panteón, ponen velas encendidas en los sepulcros y en platos, ollas, vasos, etc.

Aquellos alimentos y bebidas que mas gustaban al desencarnado cuando vivía.

Es costumbre de muchas gentes comerse después esas sobras y cualquiera que tenga algo de sensibilidad psíquica podrá notar que le falta a esos manjares el principio vital.

Las gentes sencillas piensan, y con justo acierto, que el ser querido desencarnado se alimenta con esas viandas.

No hay duda de que realmente los fallecidos comen, no la parte física de los alimentos sino, sus alimentos dijéramos etéricos, sutiles, desconocidos para la vista física, pero perceptibles a la clarividencia.

No debemos olvidar que en todo alimento físico existen alimentos etéricos fácilmente asimilables para los difuntos.

Samael Aun Weor