Comparación

La MENTE tiene el mal gusto de comparar.

El Maestro compara a un alumno con otro, a una alumna con otra, como si todos sus alumnos no mereciese el mismo aprecio. Realmente toda comparación es ABOMINABLE.

El maestro o la maestra que aman a sus alumnos y alumnas jamás los discriminan, nunca les comparan entre sí, les aman de verdad y eso es todo.

Samael Aun Weor