Ley del Karma

«Haced buenas acciones para que paguéis vuestras deudas»

Recordad que no solo se paga con dolor; también se puede pagar haciendo el bien.

Muchas personas que sufren, sólo se acuerdan de sus amarguras deseando remediarlas, mas no se acuerdan de los sufrimientos ajenos, ni remotamente piensan en remediar las necesidades del prójimo.


Este estado egoísta de su existencia no sirve para nada; así lo único que consiguen realmente es agravar sus sufrimientos.

Si tales personas pensaran en los demás, en servir a sus semejantes, en dar de comer al hambriento, en dar de beber al sediento, en vestir al desnudo, en enseñar al que no sabe, etc., etc., etc., es claro que pondrían buenas acciones en el platillo de la Balanza Cósmica para inclinarla a su favor.

Es decir, quedarían remediadas todas sus necesidades; más la gente es muy egoísta y por eso es que sufre; nadie se acuerda de Dios ni de sus semejantes, si no cuando están en la desesperación y esto es algo que todo el mundo ha podido comprobar por sí mismo; así es la humanidad.

Se debe trabajar siempre desinteresadamente con infinito Amor por la humanidad; así alteramos aquellas malas causas que originaron los malos efectos; no olvide usted que alterando la causa se altera el efecto.

Samael Aun Weor

Servicio

¿A qué se debe que algunas amas de casa no encuentren nunca quien les ayude fielmente, aunque traten bien a sus servidores y a otras en cambio todos le son fieles?

R.- Aquellas amas de casa que no encuentran servidumbre fiel y sincera, fueron en vidas anteriores déspotas, crueles con sus criados, y ahora no encuentran realmente quién les sirva, pues ellas nunca supieron servir en el pasado y eso es su consecuencia.

Samael Aun Weor

Obrar bien

Nada de lo que hagamos en la vida se queda sin pago sea bueno o malo.

Si hacemos obras buenas en favor de la humanidad doliente recibiremos de la ley en futuros retornos, ayudas económicas, posiciones destacadas, o dinero en abundancia; Si por el contrario hemos hecho mal a la humanidad pagaremos la deuda en futuros retornos de mucha miseria, enfermedades, ruina, etc.

«No solo se paga Karma por lo malo que hacemos, si no también por el bien que pudiéndose hacer no se hace»

Samael Aun Weor.

Karma familiar

Tengo un hijo de 20 años que desde hace dos años, no quiere vivir en el hogar, si no en casa de mis amigas.
No a querido estudiar ni trabajar, viene por un mes a la casa, se siente feliz por unos días y después empieza a disgustarse con todos, entonces se va otra vez de la casa.
¿Quisiera que me dijera usted a que se debe esto?


R.- Ese hijo solo le ha creado problemas.
Es claro que el resultado del desorden es el dolor.
No hay duda de que el no sabe ni quiere aprender a vivir, empero hay que tratarlo lo mejor posible, con infinita paciencia y amor.
No hay duda de que en un futuro tendrá fuertes tropiezos con amargas consecuencias.
Entonces comenzará a comprender la necesidad de establecer el orden en su vida.

Samael Aun Weor

Dharma

«Haced buenas acciones para que paguéis vuestras deudas».
Recordad que no solamente se paga con dolor; se puede pagar haciendo el bien.

Muchas personas que sufren, sólo se acuerdan de sus amarguras deseando remediarlas, mas no se acuerdan de los sufrimientos ajenos, ni remotamente piensan en remediar las necesidades del prójimo.

Si tales personas pensaran en los demás, en servir a sus semejantes, en dar de comer al hambriento, en dar de beber al sediento, en vestir al desnudo, en enseñar al que no sabe, etc, etc, etc; es claro que pondrían buenas acciones en el platillo de la BALANZA CÓSMICA para inclinarla a su favor; así alterarían su destino y vendría la suerte a su favor.

Samael Aun Weor

Karma y Dharma

¿Por qué hay algunas personas que estando bien preparadas, que trabajan mucho y luchan por conquistar una posición, no lo logran, en cambio otras con menos preparación y esfuerzos logran el éxito deseado?

R.- Todo depende de la ley del Karma.
Karma es una palabra que significa ley de acción y consecuencia.
Si en vidas pasadas hemos hecho mucho bien, entonces triunfamos con felicidad en la vida presente, más si en las vidas pasadas hemos hecho mal, entonces fracasamos en nuestra vida actual.

Samael Aun Weor

La ley del karma

Las malas acciones se combaten pagando con BUENAS OBRAS e intensos sacrificios sinceros y conscientes en favor de la humanidad doliente.

Pregunta:
Maestro mi hijo tiene 5 años de enfermo; hemos gastado mucho en doctores y no le encuentran la causa exacta de la enfermedad; unos dicen que tal vez sea un choque nervioso, ya que ha sido un muchacho bastante inteligente en sus estudios; otros suponen que ha sido víctima de trabajos de hechicería. ¿Qué opina usted?

R: A todas luces resalta con estera claridad meridiana un castigo, un karma mental por mal uso de la mente en vidas anteriores. Si usted quiere que su hijo sane, luche por sanar a otros enfermos mentales, con el propósito de modificar la causa originaria. Recuerde que solo modificando la causa se modifica el efecto; desafortunadamente los enfermos tienen una marcada tendencia a encerrarse dentro de su propio círculo; rara vez en la vida se ve el caso de que un enfermo se preocupe por curar a otros enfermos; si alguien lo hace, es claro que sana de sus propios dolores.

Yo le aconsejo, ya que en este caso preciso su hijo no podría dedicarse a sanar a otros, hacerlo usted en nombre de él; no olvide las obras de caridad; preocupese por la salud de todos los enfermos mentales que encuentre a su paso; haga bien por toneladas.

También puede ayudar en este caso concreto de su hijo y en forma específica el glorioso Ángel Adonay, el ángel de la luz y la alegría. Este maestro es muy sabio y si usted se concentra intensamente rogándole en nombre del Cristo sanar a su hijo, estoy plenamente seguro de que de ninguna manera se negaría a hacer esa obra de caridad; más no olvide: «A Dios rogando y con el mazo dando»; suplique y haga bien por toneladas; ese es el camino.