Interesante relato

En el año de 1958, después de regresar de una función de cine, me encontré con la novedad de que en la casa estaba toda la familia preocupadisima por la desaparición de una tía que había salido desde temprano a la calle, dejando a sus niños solos en la casa (cuatro, de 3 a 6 años), los cuales estaban llorando de miedo y hambre.

Los familiares habían ido a varias partes a buscarla y todo había sido inútil, entonces se organizaron para irla a buscar y preguntar por ella; a mí me tocó quedarme en la casa.

Cerca de las tres de la mañana, desperté sobresaltado y vi la pieza totalmente oscura, pero de pronto se empezó a iluminar una figura ovalada en el centro de la habitación, se dirigió a la cama, llegó hasta el borde y levantó la tela del mosquitero. Sentí como se sentó un cuerpo a la orilla de la cama y tomó totalmente la figura de mi tía a quién andaban buscando, diciéndome en voz alta lo siguiente:

Hijito no te asustes soy tu tía y te vengo a avisar que ya estoy muerta, y quiero que les avises donde puedan encontrar mi cadáver. Localiza a tu tío y dile que me busquen en la delegación X, te pido mucho que cuiden y recen por mis hijos.

Se levantó, bajó la tela del mosquitero y desapareció.
Al siguiente día hice lo que me dijo. Nadie me creía hasta que se convencieron de que, efectivamente, en esa delegación estaba su cadáver deforme porque murió en un baño de vapor.

¿Cómo fue posible que después de muerta una persona de datos para la localización de su cadáver y pida por sus hijos?.

R.- Después de la muerte del cuerpo físico, el alma vive en las dimensiones superiores de la naturaleza y del cosmos.
Es claro que esa alma necesitaba informarte sobre su muerte, era necesario ese informe, tenía hijos y tenía que cumplir con su deber. En este caso no hay duda de que esa alma fue ayudada por las leyes superiores y se le permitió entrar en este mundo de tres dimensiones en el cual vivimos, para darte una información completa, para decirte dónde estaba su cadáver, hecho que fue debidamente comprobado, pues el cuerpo fue hallado exactamente en el lugar dónde ella dijo que estaba, en una delegación de policía.
Hechos son hechos y tenemos que rendirnos ante ellos.

Samael Aun Weor

Una Linda chica

Materialización Psíquica

Distinguidos señores y señoras, en el mundo suceden muchos acontecimientos insólitos, extraños metafísicos.

Alguien me contó algo sobre un caso muy interesante: cuentan que en una fiesta, cierta dama supo distinguirse por su inmensa alegría, pues obviamente destacaba entre todos los invitado, por su carácter jovial y por su belleza física.

Muchos jóvenes danzaron con ella hasta las tres de la mañana, hora ésta en que la dama manifestó tener mucho frío; uno de sus admiradores le prestó una chamarra o chaqueta, para que se abrigara. Luego, como un cumplido caballero, se ofreció para acompañarla hasta su casa. La dama no declinó tal atención caballeresca y salió, pues, de la sala de festín.

En Veloz automovil, la dama acompañada por el joven que le ofreciera su compañía y por alguno otros varones amigos de este último, llegó hasta la puerta de la casa.
El personal de compañía se despidió de la susodicha dama al tiempo que ésta penetró en su morada.

Al día siguiente, el caballero dueño de la prenda de vestir prestada a la dama, junto con sus amigos, tocó a la puerta de aquella mansión con el evidente propósito de recuperar la prenda.

Una anciana abrió la puerta a tiempo a tiempo que preguntara: «¿Qué desean ustedes, señores?» «venimos», dijo uno de los jóvenes, «Por una chamarra que le presté anoche a la señorita fulana de tal». ¡Oh! dijo la ancianita, «si ustedes quieren esa prenda de vestir deben ir a buscarla en el panteón; la hallarán sobre la tumba de mi nieta; ella fue la dama que con ustedes anoche bailó; hace muchos años murió».

Los jóvenes alarmados se dirigieron ciertamente al panteón, buscaron el sepulcro de la dama y lo hallaron, y sobre este último encontraron la chamarra.

Vean ustedes, mis amigos, un caso extraordinario de materialización.

Samael Aun Weor

A la Madre

Parte II

Cuan grande es la dicha que siente la Madre que lleva a su hijo en sus brazos, que lo alimenta con sus pechos, que le brinda su Amor.

Ella, en ese momento, esta haciendo el papel que hace la gran Madre Natura con sus hijos.

Es una verdadera sacerdotisa que merece todo respeto y gran veneración.

La Mujer es capaz de poner un hijo sobre el tapete de la existencia, de decirle ¡Sea!, y es.
La Mujer es capaz de formar a un Napoleón dentro de su vientre, o a un Jesús de Nazaret, o a un Hermes Trismegisto, para luego decirle ¡Existe! y existe, y este pasa a existir a la luz del sol.

Bendita sea la Mujer y los seres que la aman.

Samael Aun Weor.

Maternidad

La IMAGINACIÓN de la MUJER en estado de preñez es fundamental para el desarrollo del feto.
Esta demostrado que toda madre puede con su IMAGINACIÓN alterar la psiquis del feto.

La mujer en estado de preñez no debe beber alcohol, ni fumar, ni contemplar lo feo, lo desagradable porque todo esto es perjudicial para el desarrollo armonioso de la criatura.
Hay que saber disculpar todos los caprichos y errores de la mujer preñada.

Muchos hombres intolerantes y faltos de comprensión verdadera se enojan e injurian a la mujer en estado de preñez.
Las amarguras de ésta, las aflicciones causadas por el marido falto de caridad, repercute sobre el feto en estado de gestación, no solo física, sino, psíquicamente.

Samael Aun Weor

El hombre y la Mujer

El hombre es como un huracán.
La mujer, es como el viento silencioso del vuelo de las palomas en los templos y en las torres.
El hombre en sí mismo tiene la capacidad de luchar.
La mujer en sí misma tiene la capacidad para sacrificarse.
El hombre en sí mismo tiene la inteligencia que necesita para vivir.
La mujer tiene la ternura que el hombre necesita cuando regresa diariamente de su trabajo.

Samael Aun Weor