Vocación

El sentido de la VOCACIÓN es algo que pertenece a nuestra propia ESENCIA INTERIOR, es algo muy de adentro, muy profundo, muy íntimo.

Cuando uno trabaja en lo que le gusta, en su vocación verdadera, lo hace con Amor porque Ama su vocación.

Encontrar o descubrir nuestra verdadera vocación individual equivale de hecho a descubrir un tesoro muy precioso.

Samael Aun Weor

Materialización Psíquica

Hace mucho tiempo me contaba una tía que cuando era dueña de una tienda de abarrotes, una noche muy lluviosa llegó un señor muy misterioso, al cual no le veía la cara ya que traía un sombrero de ala muy ancha y venía cubierto por un abrigo negro de solapas muy grandes y levantadas.

Dicho señor le pidió que le hiciera el favor de guardarle ese pequeño cofre, ya que en ese momento no iba para su casa y estaba lloviendo, que él lo recogería al otro día por la mañana.

Mi tía tomó el cofre y lo puso en la estantería de la tienda. Al salir nuevamente, el misterioso señor, observó que no se veían sus pies y que momentáneamente desaparecía como una sombra en la noche. inmediatamente sintió un escalofrío y le dio la corazonada de que no era nada normal todo lo que estaba aconteciendo.

Al día siguiente les relató a otras personas tal suceso y dado que en un año y medio el tal señor no se presentó a recoger su cofre, dichas personas que sabían del caso, le recomendaron que lo abriera porque podría tratarse de un difunto.

Así lo hizo y al abrirlo se dieron cuenta de que efectivamente contenía la osamenta de un muerto, pero en el fondo tenía una cantidad no despreciable de monedas de oro, dado el estado de nervios en que se encontraba ella, determinó regalar dicho cofre a otras personas, ya que no quería saber más del asunto.

¿Sería tan amable maestro de explicarnos algo sobre este acontecimiento?

R.- Con el mayor gusto voy a dar explicación sobre este asunto. Ciertamente el personaje extrañamente vestido que en aquel lugar se presentará, era, fuera de toda duda, un desencarnado, el fantasma de un difunto.

Resalta con plena claridad meridiana el hecho concreto de que el fantasma abandonó por un instante la Dimensión Desconocida para entrar en este mundo físico de tres dimensiones.

Es incuestionable que el fantasma le regaló ese cofre a la persona del relato. Lamentablemente la citada dama no fue capaz de comprender el hecho en sí misma, y llena de pavor, regaló a otros lo que para sí misma había sido destinado, vea usted lo que significa el MIEDO, tal señora hubiera podido mejorar su situación con tan bonita fortuna, desafortunadamente no supo aprovechar la bella oportunidad que se le presentara.

Resulta interesante comprender que dicho fantasma además de materializarse en el mundo físico, pudo hacer lo que llamaríamos un aporte, pasando tal cofre del lugar donde se hallaba hasta ponerlo en manos de aquella señora. Este tipo de materializaciones son realmente sensacionales.

Samael Aun Weor.