Ovnis, extraterrestres.

Este tema tan inquietante de los discos voladores, se propaga en toda la redondez de la Tierra, ya nadie puede negarlo.
Hoy quien se atreva a negarlo, es escuchado incuestionablemente, por su necedad.

Los mismos Ingleses ya no lo niegan. Hace algún tiempo Inglaterra declaró oficialmente:

«Los platillos voladores existen y son tripulados por los extraterrestres; estas son gentes que nos llevan muchos millones de años en civilización.
Como nosotros los terrícolas no los podemos comprender, preferimos no pensar en eso.
Vamos a ver si nosotros conseguimos fabricar nuestras propias naves para conquistar el infinito».

Estas son las palabras que los Ingleses dieron al mundo en cuestión de platillos voladores. Así pues, quien lo niegue hoy se supone sea calificado de necio, ya que eso está demostrado hasta la saciedad y con fotografías, tanto en el Norte como en el Sur, en el Este como en el Oeste del mundo.

Obviamente la Tierra no puede ser el único planeta habitado; sería absurdo pensar que nuestro mundo, un minúsculo grano de arena en el espacio infinito, fuera el único planeta con la exclusividad de tener gente.

En realidad de verdad, la pluralidad de los mundos, sostenida hace algún tiempo por Camilo Flammarion, es una tremenda realidad.

Samael Aun Weor

Sonido Universal

El sonido coexistencial con el movimiento es uno de los principios herméticos. «Todo Vibra»
«En el principio era el Verbo», «El Logos Suena» (Krum Heller)

En París hay un centro de musicoterapia dónde está bastante avanzado el tratamiento para los enfermos mentales a base de música.

El tratamiento se aplica en los casos de psicoanálisis, neurosis, angustias y exceso de trabajo, producido por las dificultades personales, también se obtienen resultados interesantes con niños tímidos o inestables o disminuidos físicamente.

Es evidente que el centro emocional superior entra en actividad con la embriaguez Dionisiacos, tal arrobamiento se hace posible al escuchar con infinita devoción las sinfonías deliciosas de un Wagner, Chopin, Mozart.

La música de Beethoven, muy especialmente resulta extraordinario para hacer vibrar intensamente el centro emocional superior.

Samael Aun Weor

La fuerza del Amor💗

El Amor en sí mismo es una FUERZA CÓSMICA, una FUERZA UNIVERSAL que palpita en cada átomo como palpita en cada sol.

Las estrellas también saben amar.✨

Aparte observemos en las noches deliciosas del plenilunio, ellas se acercan entre sí y a veces se fusionan o integran totalmente.

Una colisión de mundos exclaman los astrónomos, más en realidad de verdad, lo que en realidad ha sucedido es que dos mundos se han integrado por los lazos del AMOR.💗

Samael Aun Weor.